mercredi 7 avril 2010

Madres Tóxicas …hijos del diván

Se aproximaba el día Internacional de la mujer, día en el que todo o casi todo de lo que se habla es de la gran evolución que ha habido con el paso de los años en las mujeres, su desarrollo y su posición en diferentes áreas de la ciencia, educación, política y un sin fin de nuevos campos por descubrir, al igual que el día de la madre son momentos para elogiar a todas las heroínas contemporáneas que desde su trinchera lo pueden todo, pero, existe un gran misterio muchas veces detrás de quienes nos pueden llegar a hacer “victimas” sea hombre o mujer y ello puede ser una “madre tóxica”  pensaba en que hay otro lado también que algunas pudiesemos estar gestando, si saberlo o sin querernos dar cuenta, y en un futuro este ser llamado hijo o  hija tambien puede  hacerle la vida de cuadritos a alguien más...
Sin el afán de ofender


Sabemos que el desarrollo del crío tanto físico como mental, se vera afectado en buena o mala medida al final, en como fue concebido, si fue deseado, planeado, cuidado antes de nacer, si hubo depresión, si hubo droga, padre ausente, edad de la madre y por supuesto todas las demás ramitas que conformaran el árbol genealógico de este ser. La verdad es que como ya muchos saben desde que se forma el embrioncito ya esta por obra de la sabia naturaleza, vinculado en todo lo que ella, esa mujer, ese cascaron que lo protege, hace o dice.


Si Freud opinara


Si el padre de la psicología pudiese agregar algo al tema diría tal vez, que una madre tóxica es el complejo de Edipo desplazado hacia el hijo en lugar del padre . Porque en estas mujeres solo impera la idea de “mi hijo equivale a la perfección y es mi deber velar por que siempre tenga lo mejor” creando una relación enferma que en la mayoría de los casos envuelve al hijo y lo moldea a su antojo desde sus primeros pasos, ¿y que pasa cuando crece? ¿y que pasa cuando conoce a otra mujer que no es su madre? Simplemente arde Troya, y por ahí saldrá otra u otros afectados, lo veremos más adelante.


El niño más importante del universo


El descendiente de esta mujer ya acude a la escuela, ella no permite que haga amistades con cualquier niño, le concede todo lo que al niño se le antoja y si no tiene dinero, le permite hacer todo lo que se le antoja, ningún niño es mejor que el de ella mucho menos superior al de ella, ni la maestra ni los compañeros tienen razón si se quejan de su hijo si golpea a alguien, seguramente el otro habrá tenido la culpa, si lo golpean todo el rigor de la ley sobre el niño abusador y hasta la madre de ese niño le puede ir súper mal.


Cuanto más crece más es dueña de sus actos


El adolescente hijo de una madre así, si su personalidad no ha logrado hundirlo en el narcisismo por completo, anhelará la mayoría de edad para poder desafanarse de esa mujer que no lo deja ni respirar, por otro lado si el adolescente ya es un completo Adonis, estará constantemente perjudicando a otros, abusando de alguna forma de quienes le rodean y probablemente hasta envuelto en actos ilegales.


Toxicidad intensa


Cuando llega el momento en el cual ese hijo conoce a otra mujer, que no es la misma que lo parió las cosas se complican, sin más ni más independientemente de la edad, a la madre le surgen todas las enfermedades del mundo, en ese mismo momento cuanta mujer llegue a la vida del hijo será la peor del universo, o una interesada, zorra, aprovechada o simplemente no la quiere aunque la chica ni siquiera le pase por la mente eso.


Será entonces momento de meterse en todas las decisiones que habrá de realizar la pareja, si es que logran continuar el romance hasta el final, este camino estará impregnado de chantajes, lágrimas y podrán generar desde peleas de pareja hasta complejos de culpa en el hijo, sin agregar muy probables problemas sexuales en la relación.


Si el hijo fue el adolescente infractor probablemente todo el resto de su vida se dedicará a vivir de otros, si no es que acaba preso o muerto, y en todos los actos realizados el hijo a ojos de la madre solo será una “victima de las circunstancias” jamás habrá actuado por el mismo, mas bien ha sido culpa de otros, aja! Si claro como no! Esto independiente del estatus social porque visto esta que cualquiera puede delinquir abusar en cualquier escala social.


Como mujer admiro, todo nuestro recorrido a lo largo de la historia pero nada mal nos caería analizar un poco que muchos de los hombres o hasta mujeres que andan por la vida haciendo victimando, fueron ellos mismos victimas de una mujer tóxica, una madre ensimismada, obsesiva castrante, narcisista y esto se convierte en un ciclo interminable en donde pocos logran salir bien librados, tal vez es tiempo de concientizar y hacer un autorretrato y si detectamos esos síntomas poder hacer un cambio drástico, creo que ese es el mejor legado que la mujer puede tener, el dejar de crear victimarios para la sociedad.


O ustedes que opinan?


Elizabeth Guerra


Marzo 2010

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Enregistrer un commentaire